11 d’octubre 2008

VEINTE

Han sido veinte. Veinte días con sus noches paseando a (1)20 kms/h. Viviendo vidas prestadas, irreales y ajenas esperando volver a la propia algún día, es como si me hubiesen traspasado al papel de una novela, a una pantalla de cine, yo no soy yo, y me despierto acogida en 3 camas distintas, sacando 3 juegos de llaves dispares del bolso...

Cruzando charcos llenos de lluvia, re-viviendo (encandilada) emociones como nunca hubiese imaginado, compartiéndolas con desconocid@s como si nos conociéramos de toda la vida...

Haciendo de guía turística en cada exilio, ahora le toca a la ruta por la Barceloneta de antaño, mutando del sofoco al frío helador en segundos, pasando revista a una retahíla de visitas de murphy. Y,..¿sabes¿? lo único que se me ocurre hacer, mientras tanto, es buscarte novias de piernas largas y boca apetitosa en cada boca de metro.

¿Cómo conseguiré despresurizar tanta provisionalidad? Ah, creo que no te he dicho que tengo mono de los cielos mesetarios...bueno, y tampoco te he confesado que lo que más echo de menos son aquellos besos y abrazos líquidos que nunca he tenido...

Home, Sweet Home...but, which home?

BSO de Veinte: Sweet Home Alabama de Lynyrd Skynyrd

5 comentaris:

Peter Pan ha dit...

yo ya volvi a casa, y sigo esperando esa llamada que creo nunca se porducirá

corazondemanzana ha dit...

...despresurizar tanta provisionalidad... guau...

este parece un buen sitio donde dejarse caer

un beso

bimbonocilla ha dit...

encandilada, gran adjetivo para vivir vidas prestradas.

Un petó guapa.

Laia ha dit...

Nostálgica después de tanto ajetreo? Mmmhmhm, tres juegos de llaves con sus tres camas. El conjunto és un cóctel brutal. Disfrutalo!!!! Un petonàs.

El que mai et vaig dir ha dit...

doncs sona bé...què vols que et digui...:)