16 de febrer 2008

TARDES DE VINO Y ROSAS


En la película, los días de vino y rosas
trajeron noches de vergüenza y de temor.

En este caso, las tardes de vino
sin uvas y rosas sin espinas
nos trajeron emoción y conmoción a partes iguales,
sintonizaron conversaciones trascendentales,
mientras salía a flote tu insondable resistencia
a ver tu trono desmantelado.

Mientras vives de puntillas en la cuerda floja,
te admiro y te lamento cada paso,
destartalando mis intenciones de seguir empujándote fuera de mí,
a través de las puertas giratorias.

Pero, a estas alturas, nadie se cree ya los finales del cine;
Por ficticios, por frágiles, por lejanos, por felices.

BSO de Tardes de vino y rosas: DOSED de Red Hot Chili Peppers (gracias Moni)

I got dosed by you and
Closer than most to you and
What am I supposed to do
Take it away I never had it anyway
Take it away and everything will be okay

6 comentaris:

Bluki ha dit...

Ai! només de llegir el títol m'ha vingut al cap una cançó de l'isma (Ismael Serrano), que diu així:

"La noche debilita los corazones, noches de funeral, de vino y rosas. Brindemos por el amor y sus fracasos, quizás podamos escoger nuestra derrota"

En fi...

B-612 ha dit...

Pueden ser las noches de vino y rosas noches de Lambrusco y chinos jodiendo el momento con "losas a un uelo". Y pueden las rosas sustituirse por claveles y las burbujas del Lambrusco por carbónico enlatado entre toneladas de azúcar americano.

¿Por qué no? Puede ser la misma pizza de jamón y champiñones y otra vez un niño mal criado en la mesa de detrás desviando tu atención de mis ojos cuando intento impresionarte (ya se que rima con tocándome los cojones!).

Puedo estar intentado enamorarte o enamorarme o, mejor aún, desenamorarme para poder pensar en enamorarme y quizá después ver si puedo enamorate o... Por qué no renacer, pasar página, revivir, olvidar sin matar los recuerdos (sólo dejarlos a un ladito que no molesten...).

Puedo pedir un gintónic y que me pongan Larios, echar mano de tabaco y econtrar el paquete vacío (como un regalo de cumpleaños con muy mala leche).

O podemos ir al cine a dejarnos engañar. Sorprende que los finales felices nos joden por irreales y los reales nos joden por reales, copiados de la realidad, el fin, joder, poco originales!

Y podemos perfilar, matizar, ocultar, invertir, esconder, escupir, maldecir, versionar y si me apuras negarla. Pero la noche, con o sin vino, con o sin rosas, sigue siendo la noche. Siempre guardo respeto al escenario dónde he interpretado los mejor actos de mi vida!

TENDER EPITHELIUM ha dit...

Si lo llego a saber, hubiese dejado que mis tardes de alcohol y pétalos se dilataran hasta encontrar a estas, tus noches. Se merecen estar en primerísimo plano y no en esta ventana escondidas!!Nadie hubiese notado el cambio de escenario, estoy convencida!

Pero, una pregunta....cómo se hace eso de olvidar sin matar los recuerdos¿? Ayudaría quizás pedir que te vacíen el vaso de Larios y te sirvan un gintonic en condiciones a cambio de un guiño a la camarera mientras activa la máquina de tabaco?¿¿?
;)

Ah, Bluki, si llego a saberlo, hubiese puesto a (tu/vuestro) Isma como BSO...por supuesto!

Pinker ha dit...

Ara som:
http://tptavilafranca.blogspot.com/

I per cert, venen.

nimue ha dit...

Hi ha finals de cine que mai guanyaran un oscar per molt de cine que siguen... si ho sabré jo! ains...

TENDER EPITHELIUM ha dit...

I tant, Nimu, hi ha finals de cine que no guanyaran cap premi però hi ha finals de somnis que tenen tanta fantasia i acció que són mereixedors d'un bon guió de pel·lícula!